sábado, 8 de junio de 2013

TEA Y APRENDIZAJE PROGRESIVO

DE LAS PARTES A LA GLOBALIDAD: PROCESO SERIAL DE APRENDIZAJE


La categorización y la generalización cognitivas están bien explicadas por la teoría de la coherencia central cognitiva. En efecto, "las personas clasifican las cosas, las acciones y los acontecimientos, realizando generalizaciones de uno y otro hecho. Las personas con TEA poseen la capacidad de discriminar los detalles sutiles a través de la vista, el odio, aprendiendo patrones aislados y desarrollando procesos de sistematización o comprensión intuitiva del proceso de funcionamiento de los objetos mecánicos, con preferencia por la información procedente del mundo físico frente al emocional, pero fallan en la generalización del aprendizaje a otras situaciones nuevas tan solo si cambiamos ligeramente las secuencias aprendidas" (...).
(...) "Por este motivo, los procesos didácticos, así como los programas aplicados han de:
1)  Los nuevos materiales serán potencialmente significativos.
2) La estructura cognoscitiva debe poseer las capacidades previas relevantes que faciliten las relaciones.
3) Los aprendizajes deben ser funcionales, con el fin de garantizar la predisposición significativa hacia los aprendizajes propuestos" (Ojea, 2008: 75).
De esta forma, se garantiza que el proceso de construcción de las partes se dirija hacia la globalidad conceptual y así pueda adquirir un sentido  funcional, cuyo fin último es convertir cada globalidad nueva aprendida y construida en una nueva "parte" de un nuevo conocimiento superior.

Ojea, M. (2008). Trastornos del espectro autista. Teoría de la Coherencia Central Cognitiva e implicaciones psicopedagógicas. Revista Galega do Ensino, 52, 71-78.





No hay comentarios:

Publicar un comentario